Su Opinión
El Precio de la Paz
Arturo
Sus Libros

Tras la tragedia del 11 de enero en CBB, pareciera que los bolivianos sufrieron un
choque eléctrico y se han decidido por salvar al país, pero a un precio demasiado alto:
el retorno de Tuto y todo lo que ello significa para el pueblo boliviano.
Esta nueva tragedia sería posible gracias a las maniobras silenciosas y secretas de los
"doctorcitos" del Congreso y de la Constituyente, dignos descendientes de los de
Chuquisaca y capaces de hacer bailar cuecas políticas cualquier día a los novatos del
MAS.
El primer año de Evo parece haber sido una etapa de logros que todavía no se han
logrado y una serie de triquiñuelas de los profesionales derechistas de la política, esos
"expertos" que, con la complicidad de la gran prensa, están logrando meter los dedos
a la boca de Evo, el MAS y el pueblo humilde y mayoritario que ve desleírse como
arena su voluntad soberana expresada en diciembre de 2005.
Para quienes tienen flaca la memoria, esta fue la voluntad del pueblo en 2005 y ante la
Constituyente: Este Congreso está formado por TRECE senadores del MAS, DOCE
senadores de Podemos, UNO del MNR y UNO de Unidad Nacional.
Un año y maniobras "incomprensibles" después, el Congreso está en manos de la
oposición, el presidente del Senado (Podemos) está a un paso del Poder Ejecutivo
(basta que Evo y García Linera sufran un accidente) y el pueblo lo mira todo sin
entender nada. Ahora comienzan las "negociaciones" a espaldas del pueblo.
En cuanto a la Constituyente,  Podemos tiene un 15% de representación y el MAS
tiene un 50.7%, pero seis meses mas tarde falta que la Constituyente escriba una
coma que pudiera valer su tinta. Aquí también comenzarán las "negociaciones" para
darnos una Constitución tan mala como la vigente.
Si Evo y su Vice se las arreglan para conservar juntos alma y pellejo, cosa bastante
difícil en un país en el que los aviones tienen inclinaciones políticas y se caen sin que
nadie sepa por qué, les espera otro año en que verán esfumarse ante sus
revolucionarias narices el capital político que ganara Evo en 2005. Es decir, lo que le
queda de su mejor arma.
Su abandono del Congreso y la Constituyente es todavía difícil de explicar, sobre todo
si se recuerda los retrocesos de los nazis de SRZ. Tras la apoteosis de un millón de
banderas del 15 de diciembre,  el "gobernador" Costas "celebró dos "cabildos" en el
Plan Tres Mil,  el último apenas con 500 mercenarios. Parecería que un solo "tijchi" de
Evo pudo haber bastado para acabar con esa oposición. Pero también parece que Evo
estaba mirando a otro lado.
Con la barbarie de las clases "privilegiadas" de CBB, los humildes de CBB parecieron
dispuestos a poner las cosas en su lugar con sus bloqueos y sus acullicos hasta que
Evo y su Vice les frenaron el carro. El resultado: el presidentito de CBB está de retorno
en su despacho aunque Bolivia, USA y Europa lo rechazaron como el fascista
trasnochado que es. Este sí que es un evento "inédito" de nuestra política, sobre todo
si se considera que, de haber "ganado" Manfredo en CBB, Evo estaría tal vez de
vacaciones en La Habana a estas horas. Pareciera que, aficionado al fútbol como es,
Evo tiene un extraño gusto por los autogoles. Sea como sea, el pueblo entiende ahora
que, para ganar esta "paz civil" le será necesario luchar y morir, otra vez, en las calles.
Lo que sucede ahora se ha anunciado ya. Habrá más caos y más desorden en las
calles, en el Congreso y en la Constituyente, habrán otras 15 protestas contra el
gobierno, sobre todo en SRZ (lo ha anunciado El Diario) y, tras el humo, las muertes y
los conflictos, emergerá San Tuto como el apaciguador único y capaz de poner orden
en esta crisis eterna.
Esta campaña tutista ha comenzado ya, y la lanzó una de esas contradicciones
bípedas que aparecen de cuando en cuando con foto y todo. Esta se llama Alberto
Zuazo Nathes, aparece en su foto de La Razón del 2 de febrero como si fuera primo
hermano de Cochise el Navajo y se presenta a los lectores jóvenes del país con un
modesto "*Alberto Zuazo Nathes es periodista" tras firmar una nota titulada "Una
victoria opositora", demostrando su singular dominio del idioma.
Zuazo Nathes trabajó para Ultima Hora durante más años de lo que me puedo acordar
, lo que quiere decir que trabajó para Mario Mercado, lo que dice que es una vieja
pieza de la "gran minería". En su nota elogia la defensa de la "ley" sin mencionar, por
supuesto, que la voluntad de los bolivianos consiste en cambiar esa "ley", cambiar la
actual Constitución anti-boliviana de la que emerge esa "ley" y cambiar todo el tinglado
legal armado por los explotadores de Bolivia desde 1970, además de renovar de pies a
cabeza nuestro vergonzoso Poder Judicial.
No. Lo que hace este operador de la "vieja" prensa es encontrarle aires de estadista a
Tuto y presentarlo, como ya digo, como el "hombre imprescindible del momento".  Eso,
y mentir con descaro.  Dice Zuazo:
-----
"Los demócratas bolivianos —47 por ciento—(????) han ganado una batalla que, a
todas luces, parecía perdida, pero más pudo la firmeza de sus ideas para no ceder en
algo que es fundamental: hacer respetar la ley. No era posible que se tolere que la ley
(????)de los dos tercios sea fraccionada al gusto y sabor de una mayoría que se creía
invencible. La ley es la ley y en Bolivia se la impuso digna y valerosamente.
------------
¿Cuáles ideas? Los dos tercios significan que cada línea será discutida y peleada
hasta que se la escriba en chino y nadie la entienda, a no ser los “doctorcitos” de
siempre. ¿Botón de prueba? La “ley” que impidió el retorno de Goni. Zuazo Nathes:
------------
"En este punto, el ex presidente Jorge Quiroga merece un reconocimiento especial.
Desde el primer día mantuvo una posición invariable para que se respeten los dos
tercios y lo consiguió. Demostró así ejercer un liderato a la altura del desafío y esto lo
consagra como el dirigente opositor más representativo que tiene el país".
----
Nadie duda de que ese debe ser el papel de Tuto hasta el día en que cumpla 101
años. Nada menos, pero nada más. Opositor en minoría para frenar excesos, pero
nada más. La sombra de Banzer no debe retornar jamás al país, así fuera con la ayuda
de Zuazo Nathes, ese ‘humilde periodista’.
Robemos no puede, empero, con su carácter: antes de que La Razón publicara la nota
de Zuazo, ya estaba corriendo por el mundo, cortesía de la policopiadora de Podemos,
una confesión de que así comienza esta campaña para Tuto, ahijado de Banzer y
presunto heredero de Evo en el Palacio Quemado. ¿Para eso ha muerto tanta gente
desde que Tuto se fue?  
Nuevos Textos
Feb. 07