LA AVENTURA
DEL ANULAR
EXTRAVIADO
Martes - Cuarto/4
Mike Tosferino decidió cerrar un día agitado asegurando su escritorio con tres
llaves y abriendo una botella de Vat 69 para acompañar un Montecristo '92 recién
traído de la Isla y dedicarse a la lectura de un informe "for your eyes only" que
acariciaba su autoestima.
"Fresia Ramallo de Holmes es una de las mujeres más bellas de Roma, hazaña
singular para una mocosa aparecida hace 43 años en Bella Vista*, a orillas del río
Blanco y del río San Martín. Sola, elegante y cultivada ama del vetusto Palazzo
Piccolomini Lazlo, sus fiestas la han hecho tan popular y apreciada entre los
refinados más degenerados de la Ciudad Eterna como entre los degenerados
más refinados del Jet Set internacional, al que sin duda pertenece por derecho
propio. En algo contribuyen los 17 millones de dólares que las malas lenguas
abonan a su cuenta corriente.  
"Su cualidad principal, que hizo irresistible hasta el paroxismo mediante su
constante estudio del arte de amar, es una habilidad innata como el olor de las
panteras para hacer pensar a los hombres con el glande. Pocos, si alguno, han
podido sufrir su mirar felino sin una crisis inicial y violenta que les hiciera levantar
ansiosos esa cabeza aunque arriesgaran la otra y, en pocos casos, la perdieran
al entregarse a esa refinada tentación. (von Werrham, Glinnis, McPherson son
citados por buenas fuentes).  Otra de sus cualidades, aunque no le gusta
reconocerla, es una paciencia de puta vieja ante las debilidades humanas que le
permite medir riesgos y ventajas con la sangre fría de una tortuga y el ojo certero
de un espadachín de oficio.
'Es de mi calibre,' se dijo Tancara. 'Vendrá tarde o temprano… Más temprano que
tarde. De eso me encargo yo.'
"Habiendo aprendido a una edad en que otras jugaban con muñecas
improvisadas de bambú que su único capital en esta vida sería un trasero de
diosa acompañado de los atributos que corresponden a esa maldición, Fresia
dedicó las cualidades mercantiles heredadas de un abuelo contrabandista turco y
desconocido a administrar su tesoro con el empeño y la audacia de un capitán de
industria.
"Ignoró la tradición días después de ser violada por un primo enclenque que
abusara de su candor y, en lugar de soñar con un Miss Santa Cruz seguido de un
Miss Bolivia y un misántropo rico y feo que garantizara sus días de sexo conspicuo
y bonanza, juró no depender jamás del sexo enemigo y vencer su injusta
condición de extrema miseria a fuerza sólo de su carácter. (Fuente: Lara
Bracamonte; ver abajo). Tal fue así que a los catorce fugó de San Antonio de la
Rivera dejando medio loca de furia a una abuela de la que heredara su ambición
desmedida".
'Este admira a García Márquez. Qué cosa', se dijo Mike, aspirando su puro. A lo
lejos, el ratatatatá de un arma liviana despertó un coro de ladridos.
"Se marchó sin cargo de conciencia, sin embargo, porque ambas supieron desde
siempre que la abuela contó desde un primer día con los tesoros de la nieta para
enmelar sus años póstumos, actitud abusiva cuyo castigo fue una decadencia
mental que degeneró en un repentino ataque de inanición e hizo de Fresia una
huérfana legítima y de buena fe, sola y abandonada en este mundo cruel en
tiempos en que capitaneaba una banda de 29 traficantes y asesinos conocida a lo
largo y ancho de la Amazonía como los Románticos porque cantaban boleros con
el arte sublime de los Panchos."
'Los Panchos… Los Panchos.' El solo nombre trajo nostalgias tan cálidas a su
endurecido corazón, que Tosferino sorprendió una lágrima diminuta y rebelde en
su ojo izquierdo. Avergonzado, se esmeró en continuar su lectura. Nada ganaría
con recordar que alguna vez también él había tenido sus debilidades.    
"Cuando la situación se hizo insostenible porque la policía de los tres países, a
saber, Bolivia, Brasil y Perú, habían erigido en dogma del oficio la idea de capturar
vivos a los Románticos sólo por el placer de gozar de su compañía durante los 19
días que toma el viaje abriendo senda por la jungla hasta la capital más lejana,
Magdalena en este caso, nuestra heroína se esfumó una noche de luna amarilla
en compañía de su segundo, Manuel Olivarez y Baldeiros, alias Tubo de Hierro.
Desapareció durante 32 noches antes de asomar la naricilla fresca y bella entre
los hombres de mayor peso y popularidad de Medellín."
'Dios los cría y ellos se juntan, es fatal', bebió Mike otro trago. Su subconsciente
se empeñaba ya en hallar triquiñuelas que trajeran a ese ángel de Eros a este
erial sin paralelo. ¿Cuándo había sido la última vez que viera a una mujer así de
mujer, cuándo y dónde? Se esforzó en concentrarse en su lectura.
"La costumbre de comer tres veces al día adoptada a los pocos días de cambiar
de aires por primera vez y las diversas oportunidades de asociación diversa con
los mejores ejemplares del sexo enemigo aceleraron, si se quiere, la evolución y el
desarrollo de su capital principal y de sus demás atributos, de modo que sólo
pudo decirse por ese entonces que Fresia era algo digno de verse y mirarse
hasta por tres veces seguidas. (Ver Lara; ibídem).
"No fue raro que encontrara un hotel de lujo para reposar y decidir su suerte
futura apenas Tubo de Hierro se cruzara fatalmente con un camión. Tampoco le
sorprendió que entre los ofrecimientos que recibía a diario con expresiones que
variaron desde los ajos y cebollas de algún bruto desorbitado hasta las 144 rosas
que terminaron por convencerla resaltara la posibilidad de migrar al Imperio en
misión de alta responsabilidad y exagerado secreto al servicio de los empresarios
más exitosos de Colombia que le prometieron una ancianidad amable y bien
abrigada a cambio de unos cuantos sustos, tres carreras y seis respingos".
'Si, esto es el destino que ya atisba el cruce de nuestros senderos', decidió Mike,
y se alentó con un trago doble. La esperanza le calentó la imaginación, pero apeló
a su disciplina militar para continuar la lectura.
"La fatalidad le tendió entonces una zancadilla feroz mientras comía un helado de
tumbo en Cartagena y Fresia violó su primera ley elemental en dos suspiros al
enamorarse de Jaime Lara Bracamonte, una estatua de carne y hueso sin
contenido evidente en la caja craneal pero dueño de un artefacto que le garantizó
después una vida de rey entre las ancianas jubiladas de Miami.
"Fue este un amor desesperado y loco hasta la incredulidad que llevó a nuestra
huérfana a los extremos más estúpidos: perdió los pocos miles que había
ahorrado durante su accidentada carrera, empeñó lo que no tenía y lo que ganara
en operaciones de riesgo inusitado que le garantizaban la cárcel a pesar de sus
cualidades y se vio reducida a un manojo de nervios delgado y pálido cuando
comprobó que no era más que otro pozo para el hombre de sus pesadillas".
Mike sintió, tras este párrafo, que la carne es débil, y bailó un breve mambo,
aunque sentado en su sillón. Febril ya, clavó la vista en sus papeles y no paró
hasta el pie de la hoja.
"Alojada en una clínica privada por uno de los delincuentes que la amaría toda su
pobre vida, Fresia se tomó un año triste para parecerse a la sombra de lo que
fuera. Otro año de playa y exceso en Waikiki le abrió la mente ante la relatividad
de los asuntos humanos y un otoño en París le arrancó por fin una de sus
antiguas sonrisas.
"Agradecida al mecenas capón que le había salvado el alma, dedicó una
temporada final a las artes marciales antes de empeñarse, casi la Fresia de
siempre, en la profesión de millonarios que eligiera a los pocos meses de haber
privado de una oreja al primo aquel mediante un delicioso mordisco".
Mike volteó la hoja para perderse en su reverso y se dio de narices contra el
blanco indiferente de una cara virgen.
Siete metros más allá, Albert Maxwell, contador y secretario de Personal, se
preguntó quien estaría maldiciendo a esa avanzada hora entre carajos del
español más castizo.



Liz Justiniano Chambi es Miss Santa Cruz
El concurso de Miss Santa Cruz más costoso y mejor producido de los últimos tiempos fue un
éxito en un impactante escenario montado sobre la piscina más grande del país.
Liz Justiniano, Muriel Córdoba y Claudia Pinto (en ese orden) fueron desde el inicio del
certamen Miss Santa Cruz las preferidas del público y de la prensa. Y esta madrugada fueron
coronadas en el complejo Las Lagunas como las más bellas del Departamento de Santa Cruz
junto a Gabriela Otanzos, que se adjudicó el título de Señorita Litoral.
En un singular escenario sobre el que se armó un bosque de palmeras, un armazón de
gradas llevó a las 14 candidatas hasta una larga pasarela en medio del agua. Frente a ella se
ubicó el jurado compuesto por autoridades políticas y gente del medio. A los costados estuvo
el público, 1.300 personas según Gloria de Escobar, distinguida por el municipio de Montero
por llevar el certamen hasta ese lugar.
Las chicas tuvieron tres presentaciones: primero lo hicieron con llamativos vestidos amarillos
de ribetes anaranjados diseñados por Negra Cruz Cuéllar. El segundo desfile fue en trajes de
baño color calipso de la marca Monocord. En el último mostraron su elegancia con trajes de
gala. Minutos después Liz Justiniano logró el título de Miss Santa Cruz.

"Voy a dar todo para el Miss Bolivia", Liz Justiniano Chambi, Miss Santa Cruz
Miss Santa Cruz, Liz Justiniano Chambi, se siente feliz de ostentar los dos reinados de belleza
más codiciados en Santa Cruz: Reina del Carnaval y Miss Santa Cruz. Ahora se prepara para
participar en el Miss Bolivia.
¿Cómo se siente?
Muy feliz, estoy contentísima. Es una emoción inmensa, un orgullo tener esta corona sobre mi
cabeza. Me han dado la oportunidad de poder representar a mi pueblo querido, amado, que
me ha dado tanto cariño y apoyo durante todo este tiempo.
¿A quién lo dedica?
A todo Santa Cruz, al público que me apoyó todo este tiempo. En especial a mis padres, a mi
familia, hermanas y a la prensa que me dio un fuerte aliento para estar en el lugar que me
encuentro ahora.
¿Cuál fue el momento más emocionante del certamen?
Se me cayeron las lágrimas cuando me eligieron Miss Simpatía. Fue la mejor prueba de que
nos podemos llevar bien entre amigas además de estar en una competencia.
¿Ahora qué viene?
Lo primero que haré es organizar el resto de las actividades que Miss Santa Cruz tiene que
cumplir. Luego voy a dar todo de mí para lograr el Miss Bolivia.
*Bella Vista = En el
Departamento oriental
amazónico del Beni.
SIGUE
INDICE
Si, quiero este libro en PDF!