Su Opinión
Arturo von Vacano
Arturo
Usted puede hacer esto por las víctimas de Irak
Sus Libros
Yo sé que usted es una persona de buena familia que usa su computadora con
la habilidad de Bill Gates. Sé también que tiene una conciencia sensible y se
pasa las noches sin poder dormir porque ruega por las víctimas de Irak y la paz
universal; sé, además, que el futuro de la humanidad le preocupa porque tiene
cinco hijos y catorce nietos. Finalmente, sé que usted goza de una educación
esmerada y un juicio certero.
En dos palabras, usted es un ciudadano común y corriente de este atribulado
mundo.
Por ello acudo a usted con el mayor sentido de urgencia para dejarle saber (¡oh,
qué feliz le hará esta noticia!) que las cosas mejoran un poco: ahora, en lugar
de pasarse las noches como plañidera a sueldo barato, usted puede hacer algo
efectivo por la paz y la justicia: puede participar en un juicio por crímenes de
guerra en Alemania contra la dictadura de George Bush, contra su Secretario
de Guerra Donaldo Rumsfeld, el ex jefe de la CIA George Tenet y otros ocho
bellacos del mismo calibre.
El mundo se ha civilizado hasta permitir la existencia del Centro por los
Derechos Constitucionales en Nueva York (¿dónde más?) y este Centro ha
decidido representar en Alemania a cuatro iraquíes torturados en Abu Ghraib,
Irak.
El caso es que el Centro por los Derechos Constitucionales (Center For
Constitutional Rights, en inglés) instauró la demanda en la Corte de Karlsruhe,
Alemania, porque "La legislación alemana en este aspecto es la más avanzada
del mundo", según dijo Peter Weiss, vicepresidente del Centro, un grupo legal
defensor de los derechos humanos, al diario alemán Frankfurter Rundschau.
El CCR afirma que la legislación alemana permite la investigación de criminales
de guerra sea cual sea su domicilio legal, esto es, vivan donde vivan, es decir,
se encuentren donde se encuentren. (¡Ah, si alguien usara esas leyes contra
Banzer y sus herederos!)
Apelando a esas leyes alemanas, los abogados norteamericanos del CCR
pidieron al fiscal alemán que lance una investigación criminal contra los
acusados y cumpla así la ley que le obliga a obedecer la Doctrina de
Jurisdicción Universal y permite el enjuiciamiento de todo criminal de guerra.
(¡Oh, Sharon. Sharon será el próximo!)
¿Y por qué le di el nombre del Centro en inglés? Porque usted puede visitar el
sitio del Centro en el Internet y puede firmar su propia carta de protesta y
enviarla allí mismo a las autoridades alemanas para hacerle saber que también
donde usted vive hay gente que hace algo más que decir disparates (o no decir
nada) mientras Bush, Rumsfeld y sus secuaces asesinan a más de 100.000
civiles iraquíes en Faluja. (¿Leyó el último número de The Lancet, esa
prestigiosa publicación británica? Bueno pues: es la pura verdad porque The
Lancet lo dice.)  
Esta es la carta, en alemán y en inglés. Usted puede copiarla aquí mismo,
firmarla y enviarla a la embajada alemana, al consulado alemán o a cualquier
alemán decente después de firmarla, claro está.

Hiermit erkläre ich meine ausdrückliche Unterstützung für die Strafanzeige
des Centers For Constitutional Rights/New York gegen Donald Rumsfeld et
al., vertreten durch Rechtsanwalt Wolfgang Kaleck in Berlin. Ich bitte die
Bundesanwaltschaft, die Ermittlungen wegen der Vorfälle in Abu Ghraib und
andernorts aufzunehmen. Da die USA sich nicht dem internationalen
Gerichtshof unterstellen, ist dies die einzige Möglichkeit, dem Recht
Geltung zu verschaffen.

I am writing to express my support for the criminal complaint filed
against U.S. Secretary of Defense Donald Rumsfeld, et al., by the Center
for Constitutional Rights, represented by Wolfgang Kaleck of Berlin, on
November 30, 2004. I kindly request that you begin the investigations
regarding the incidents at Abu Ghraib and others.  Because the U.S. is
failing to fully investigate, and because the U.S. is not a member of the
International Criminal Court, there is no other forum to turn to in
seeking justice and accountability.

Mit freundlichen Grüssen,
Sincerely yours,


¿Qué? ¿Creyó usted que todo se limita a hablar como loro en cualquier bar y
después del tercer trago?  Pues no. Esto es lo que diferencia a los hombres de
los insectos. Si tiene usted una conciencia bien puesta y se respeta a sí mismo
firme esa carta.
Vaya ahora mismo a
http://www.ccr-ny.org/v2/home.asp
y sentirá la satisfacción del deber cumplido.
Nuevos Textos
Dic.2004
Arturo
Su Opinion
Opine Usted