Su Opinión
TIME anuncia triunfo de Goni
Arturo
Sus Libros

La última edición de la revista TIME incluye una nota sobre los intentos bolivianos por
extraditar a Goni y alcanza la conclusión lógica a la que llegaran tirios y troyanos más
tarde que temprano: el Caso Goni es otro ejemplo de las canalladas que comete esa
Vergüenza Universal conocida como el Poder Judicial de Bolivia.
Tras hacer un poco de historia sobre lo que los bolivianos conocen perfectamente sobre
el Hombre de Noviembre, TIME cierra su nota así:
----------  
“El embajador de USA en Bolivia, Philip Goldberg, dijo el lunes que la extradición de
Sánchez de Lozada es "teóricamente posible" pero que, porque el asunto es "judicial, no
político", prefiere que lo comente el Departamento de Justicia (de USA). El  DOJ (DdJ) no
devolvió los repetidos telefonazos de TIME, tampoco lo hizo  el mismo Gonzalo Sánchez
de Lozada. El tratado de extradición entre Bolivia-U.S.A. permite una excepción para los
acusados de “delitos políticos” y abogados en Bolivia esperan que los abogados del ex-
presidente reclamen esa situación para su cliente. Así, una vieja amiga de Sánchez de
Lozada que vive en Miami, la consultora Beatrice Rangel, alega que este es simplemente
un caso en el que "el Presidente Morales usa su poder para iniciar juicios políticos contra
sus predecesores sin tener bases legales”.
“Sánchez de Lozada goza de poca simpatía en Bolivia hoy. Hasta los principales lideres
de la oposición han indicado públicamente que debería ser juzgado. Una mala
reputación, sin embargo, anota Jules Lobel, Profesor de la Escuela de Leyes de la
Universidad de Pittsburgh y Vice Presidente del Centro por los Derechos  
Constitucionales, no es una defensa legal.
“Aunque Estados Unidos pueda decir que las acusaciones quedan bajo la excepción de
los delitos políticos”, dice Lobel, "en mi opinión la masacre de cientos de civiles no
debería considerarse un delito político”.
Las zonas grises establecidas en el tratado de extradición y otros acuerdos relevantes
significan que el intento de juzgar a Sánchez de Lozada en su país colgará de un limbo
durante algún tiempo.
Y esa es una mala noticia para los demandantes: según la ley boliviana, el estatuto de
limitaciones para este caso concluye en agosto próximo”.
-----------
Así pues, los doctorcitos, los leguleyos, los jueces y esa legión de caraduras que
“trabaja” bajo el abrigo de un Poder Judicial que es motivo de vergüenza para cualquier
abogado del mundo han logrado burlarse de Bolivia una vez más.
Sus triquiñuelas, su corrupción y su catadura moral, que les impide desde hace décadas
un visión decente de lo que debe ser la Ley y lo que es en el resto del mundo un Poder
Judicial digno de tal titulo, han quemado todo el tiempo de que disponía nuestro pueblo
para lograr justicia.
Su truco es transparente: usan una Constitución anti-boliviana y las leyes derivadas de
sus mañuderías desde hace treinta años para “deslindar” responsabilidades y lavarse las
manos como lo que son, delincuentes de cara lavada.
En todas partes del mundo, el Presidente de la Corte Suprema es representante y
símbolo de un Poder Judicial que merezca tal nombre. En Bolivia, ese picapleitos se
convirtió en traidor de la patria en dos meses por entregar misiles chinos a extranjeros y
mejoró su cuenta corriente de modo notable. ¿Su primera defensa? Gritar a cielos y
tierra que las autoridades judiciales no son tales porque son la banda de corruptos más
bárbara que viera la historia de Occidente. Nadie mejor que este corrupto para saber la
verdad.
Pero cuando el Presidente Morales los visitó en su cueva de Sucre y les cantó las cuatro
por ser cómplices eternos del saqueo de Bolivia, también ellos se pusieron a gritar su
“independencia”. Están acostumbrados a sus vicios y creen que tienen un derecho para
cometerlos.   
Son tan corruptos que ya no pueden concebir otro modo de vivir. Por esos sus fiscales
meten la pata cada día en cada caso, y por eso hoy Bolivia, como siempre, se queda con
los crespos hechos cuando intervienen estos “doctorcitos” de la “ley” boliviana en este
terrible asunto.
Con el Congreso y la Constituyente en manos de los profesionales del chanchullo y la
trampa y con un tímido Morales, pues defiende una ley muerta que permite el retorno del
nazi Reyes Villa al escenario de sus fechorías, el pueblo boliviano se encuentra una vez
más desnudo y solo ante las maldades bolivianas e internacionales que se cocinan en
contra suya en oscuros sótanos y ocultas cuevas de ladrones.     
Nuevos Textos
Feb. 07