Evo cruza su Rubicón

El Crimen Bakovic no sólo es una desgracia para la familia Bakovic. Es una gran
desgracia para toda Bolivia y para cada boliviano porque ha forzado al Presidente
Morales a cruzar su Rubicón: hoy su dictablanda es una dictadura. Hoy, todo
boliviano de buena conciencia debe actuar y trabajar para controlar esta dictadura.
Comentando este crimen, Morales dijo a la prensa: “Ahora está en manos de la
Justicia”. Debió añadir: “…y la Justicia está en mis manos”.
Con ese comentario, repetido muchas veces antes con referencia a otros crímenes
políticos y económicos, Morales confirmó que es parte directa de los múltiples casos
de corrupción que ensucian su gobierno.
Es decir, la principal virtud por la que los bolivianos (muchos más de lo que se cree)
estaban mal que bien contentos con la dictablanda de Morales era y es falsa:
Morales es corrupto, y es corrupto del peor modo: para proteger a quienes se están
enriqueciendo día a día y con la angurria de todo ex muerto de hambre que goza del
poder. La corrupción de Morales consiste en poner bajo el ala de su popularidad
personal a los criminales que mataron a Bakovic y controlan la danza de millones
iniciada el día de su triunfo electoral de 2005.
Esta tragedia, porque sin duda la pérdida de un líder excepcional como es Morales
es una tragedia, presenta al país una coyuntura también excepcional: ¿cómo evitar
la pérdida de los logros alcanzados durante los últimos años, cómo apoyar al
Presidente que hizo posible esos logros y cómo salvarlo de los nuevos saqueadores
del país?
Dos días antes del Crimen Bakovic recibió Washington la visita de otro hombre
excepcional, el ministro Luis Arce Catacora, artífice de muchas de las nuevas
estadísticas bolivianas. Como nunca antes, este político presentó un cuadro positivo
del país, mostró que esa opinión es también la de los principales organismos
internacionales y dio a los bolivianos que aquí viven algo inesperado y muy nuevo:
esperanza. Pareció que Bolivia dejaría de ser el culo del mundo y que no está tan
lejos ya de ingresar a la familia de los países civilizados del Tercer Milenio. Cuando
un idiota se le quejó de que no es fácil sacar un carnet de identidad en La Paz, los
presentes expulsaron al idiota sin más esfuerzo que una mirada de reproche,
acabando así un incidente que mostró la diferencia entre un antes y un después de
2005.
Arce Catacora es la otra cara de la moneda: que yo sepa, tampoco le critican ni le
acusan de corrupción. ¿Cuántos más hay de los que se pueda decir lo mismo?
Desgraciadamente, muy pocos.
Uno de los defectos que ilustran la ignorancia de los bolivianos es esa actitud de
creer que Evo puede, solo, transformar a todo un país. Los bolivianos no actúan ni
‘toman partido’ sino muy tarde, cuando optan como lo hicieron ya una vez, por el
farol. Prefieren gastarse los días haciendo chistes de café, trabajando lo menos
posible, jugando cacho y bebiendo cerveza mientras se quejan día y noche contra
todo y todos. Como dice la vieja perogrullada, todo presidente tiene el pueblo que se
merece.
Pero este caso es excepcional: Evo no se merece un pueblo que ve y goza ya de
sus buenas obras pero que lo abandonará apenas se le de ese capricho,
abandonando al país todo en manos de los corruptos.
Algo que los bolivianos prefieren no ver es la increíble debilidad política de Morales:
dicen las gentes que se apoya en los ‘movimientos sociales’, como se ha dado en
llamar a las masas indomables, pero tal no es verdad: las masas indomables lo usan
para sacar tajada pero ni le escuchan ni le entienden ni (mucho menos) le
obedecen. El hombre trabaja como esclavo indio de sol a sol y se pasa la vida
predicando en el desierto: las gentes escuchan sólo lo que les gusta: todos viven en
perpetua crisis; en río revuelto, ganancia de corruptos. Es así como avanza Evo en
su marcha hacia el martirio (si tiene mala suerte) o el exilio (si le queda un poco de
suerte).
Su debilidad extrema yace bajo la máscara de su popularidad: quienes en realidad
manejan las cosas las manejan con formidables compinches, el Ejercito, para
comenzar, y su buen amigo Garcia Linera. Basta con que Morales resbale en las
escaleras de ese hórrido Palacio Quemado para lanzar y acabar con éxito un golpe
de estado relámpago. ¿Cuál es la alternativa para después de Morales?
Ciertamente, no será el ladrón de cemento y actual payaso absurdo…
Una de esos compinches debería vivir ya mismo bajo un programa de protección de
testigos porque si resbala en su propia escalera haría la vida más fácil para sus
colegas criminales: Patricia Ballivián Estenssoro ha sido reconocida por el tribunal
del pueblo (que es la Voz de Dios) como uno de los artífices del Crimen Bakovic,
aunque no necesariamente como jefe de esa banda. Su vida es un desafío para los
novelistas bolivianos (dedicados a la ciencia ficción porque es un ámbito más
saludable) y es material dorado para un formidable documental; si Ballivián no
conoce todos los manejos de sus compinches conoce al menos un 95% de tales
manejos… ¿Cuál es, hoy por hoy, su fortuna personal, incluyendo bancos
extranjeros? Hace décadas que viene engordándolas. Si Evo abre las manos y la
deja caer en manos de la ‘justicia’ puede suceder lo que tan a menudo sucede hoy
por hoy en cuarteles y cárceles.
Con las excepciones de siempre, Ballivián demuestra también que los periodistas
bolivianos no son malos, son pésimos.  Una de esas excepciones es el profesional
muy respetado Wilson Garcia Mérida, para quien los años de Evo han sido harto
difíciles pero no lo han vencido. Yo siento gran orgullo de haber sido su colega
alguna vez. También le agradezco el favor que me hace con sus notas sobre el
Crimen Bakovic: me evitan la lectura de mucha basura y me dan la certidumbre de
que estoy leyendo a un hombre honrado. No necesito repetir lo que dice y me place
el referir a todo interesado a las notas que firma Wilson Garcia Mérida. Sólo me
basta decir que no es ni ha sido mi amigo personal, que nunca estuve con él y que
no tengo motivo alguno para aplaudirlo a no ser el gusto que me da el leerle.  
…pero sobre las debilidades de Evo: hace años ya que Evo confesó olímpicamente
su impotencia ante los desmanes del Ejército. Lo hizo con ocasión de las maldades y
el cinismo de sus generales (que deberían abandonar sus uniformes de opereta)
contra un mártir boliviano de la talla de Marcelo Quiroga Santa Cruz (nadie
menciona siquiera la tragedia que ello significa para otra familia boliviana). Usó la
prensa esa vez, feliz ella de repetir y subrayar esa debilidad. Las aduanas siguen
siendo el cuerno de la abundancia para ese cáncer de uniforme que no solo daña a
Evo sino a cada boliviano: ¿cuántos asesinatos se han cometido, y cómo, en los
cuarteles? Si el pueblo mismo no interviene en este asunto, nadie podrá liberarlo de
esas FF.AA. que esperan recuperar el mar luchando en las selvas del Amazonas…
Esas FF.AA. tienen un buen amigo y colaborador en la Vicepresidencia, cuyo
inquilino parece sufrir de un serio mal mental: cree que el país le pertenece como su
hacienda y ha perdido la visión de la realidad hasta un extremo increíble.
Con ocasión de la última Feria del Libro en La Paz lo demostró: ha decidido fundar
una biblioteca especial publicando 200 títulos y 600.000 ejemplares (por USD 20
cada ejemplar) que será de su propiedad exclusiva, pues que sigue sus exclusivos
gustos.
Dijo, durante esa feria (y copio a la prensa local): “García Linera advirtió, durante la
inauguración de la Feria del Libro, que esta selección se centrará principalmente en
trabajos de Ciencias Sociales, sean investigaciones históricas, análisis políticos,
sociológicos o estudios económicos. “Debo admitir que me cuesta un poco leer
literatura narrativa. Lo hago, pero generalmente selecciono libros de ciencias
sociales”, dijo García Linera el miércoles, mientras adquiría varios textos de
investigación en uno de los stands del evento ferial”.
Es decir que celebrará en 2025 los 200 años de su país con una biblioteca personal
hecha a su gusto y capricho. Llevará su nombre, supongo, hacia la posteridad.
Sólo Napoleón y Hitler se mandaron semejantes discursos durante lo mejor de sus
dictaduras. GL comparte con ellos la afición por los abrigos estrafalarios y los semi-
uniformes que se ha confeccionado para los desfiles militares.
¿Es posible que sus acólitos le hayan mareado hasta ese extremo?
¿Y como hará Evo para domar ese tigre?   
¿Necesitará tal vez de la colaboración de todo el pueblo boliviano para intentarlo?
¿O es que Evo no quiere domarlo y el poder le ha resfriado la cabeza hasta un
extremo parecido?   
Como esto ya va para largo, debo suspenderlo por el momento pero no sin advertir
que GL me parece capaz de hacer lo que Evo nunca haría: enviar un comando para
eliminar a un viejo periodista.
Como Bakovic, que hace años denunció, acusó y señaló a Ballivián Estenssoro en
una carta publicada sólo por La Patria de Oruro para vergüenza de la ‘gran’ prensa
nacional, quiero anunciar aquí que creo a GL capaz de todo para callar a sus
críticos, y aquí lo anuncio. Vale más pecar por prudencia.
Si los dioses lo quieren, haré como MacArthur: pronto volveré.
Pero antes copio la carta de Bakovic:

La Patria

Lunes 11 de enero de 2010

Lunes, 11 de enero de 2010
Cochabamba, 10 (ANF).- Bolivia - Nacional

Bakovic pide presencia de Patricia Ballivián en audiencias de juicio

El ex presidente del ex Servicio Nacional de Caminos (SNC), José María Bakovic,
pidió al presidente Evo Morales, la presencia de la ex titular de la Administración
Boliviana de Carreteras (ABC) y actual ministra de Producción, Patricia Ballivián, en
las audiencias que se realizan sobre supuestos actos de corrupción en el ente
caminero.
"Pido a usted la gentileza de asegurar la presencia de doña Patricia Ballivián
Estenssoro en las audiencias, particularmente evitando algún exilio dorado. Al
contrario de otros casos que maneja su administración, soy yo, el acusado, que pide
la permanencia de la acusadora en el país", expresa parte del pedido de la ex
autoridad.
La carta enviada por Bakovic al mandatario boliviano expresa en partes saliente lo
siguiente:
"A cuatro años de las acusaciones que en su discurso de posesión en enero del
2006 emitiera S.E. sobre supuestos hechos de corrupción en el Servicio Nacional de
Caminos, en la única gestión institucionalizada que me honré presidir, están por
iniciarse los primeros juicios por las causas abiertas o promovidas por Patricia
Ballivián Estenssoro para lograr la Presidencia del SNC/ABC.
Aunque prescritas las causas y vencidos los plazos, en las audiencias tendré la
oportunidad de exponer la verdad para que usted y el pueblo boliviano puedan
conocer los engaños que sufrió a manos de mi sucesora, y también de los agentes
de la corrupción de los partidos tradicionales como le expuse en mi carta de
renuncia de 13 de febrero de 2006.
Con tal objeto, pido a usted la gentileza de asegurar la presencia de doña Patricia
Ballivián Estenssoro en las audiencias, particularmente evitando algún exilio dorado.
Al contrario de otros casos que maneja su administración, soy yo, el acusado, que
pide la permanencia de la acusadora en el país.
Al igual que con la guerra, habría preferido no llegar al juicio, pero puesto que su
gobierno escogió este camino, no tengo otra opción que luchar en mi defensa y lo
haré en primera línea.
El pueblo, y Dios, darán su veredicto por encima del de jueces de esta tierra".  
Su Opinión
Arturo
Sus Libros
Nuevos Textos
10-19-13
Counter
SIGUE