Augusto Guzmán sobre “El Apocalipsis de Antón”

Visiones, presentimientos, intuiciones, tremendas profecías y predicciones desde
el escritorio donde una imaginación fértil y bien cuidada abre sus alas nocturnas y
diurnas hasta conformar un evangelio fatal claramente ingenioso, divertido,
múltiple, variable, bellamente seductor y estremecedor. Maestro combinador de
las situaciones más objetivas que subjetivas, es también un gran señor del
lenguaje, nuestro boliviano Arturo von Vacano.
Un libro del que la crítica no puede dar idea cabal. Tal es su singularidad en
Bolivia y en Latinoamérica. Libro que hay que disfrutar. Por eso no necesita
comentarista sino lectores, para identificarse con su pueblo cuyo espíritu y cuyo
rostro ha estampado von Vacano con estilo vigoroso, matizado y perdurable. Ese
libro magnífico es “El Apocalipsis de Antón” que hay que repartir entre la gente
como el pan de trigo y como la sal.

Augusto Guzmán - Abogado, novelista, cuentista, crítico e historiador.
Profesor de Castellano, Literatura y Derecho Social en la Universidad de
San Andrés de La Paz. Gran Premio Nacional de Literatura año 1961;
Medalla al Mérito (1969). Miembro de la Academia Nacional de la Historia y
de la Academia Nacional de la Lengua.
El texto completo de este comentario
El Arco de Anton en La Paz